El auge de la Práctica Basada en la Evidencia hace que el profesional sanitario deba tener a su alcance las mejores evidencias. Se ha demostrado que las variaciones injustificadas de la práctica médica implican, en la mayoría de las ocasiones, infrautilización de cuidados efectivos, sobre-utilización de cuidados inefectivos e ineficientes y acceso desigual a cuidados necesarios a la población, por lo que la posibilidad de tener la mejor evidencia hará posible mayor equidad en la asistencia sanitaria.

Este curso tiene una clara finalidad, que los profesionales sanitarios reciban una formación de calidad y actualizada para una mejora de sus habilidades, conocimientos y actitudes en la búsqueda, recuperación y gestión de información científica.